Sólo para mujeres fenomenales
Autora: María de Jesús Crucificado Petkovic
(para religiosas fenomenales, mujeres fuertes)

 

 


Vayan por los campos de la humanidad sufriente para levantar y consolar a los caídos y débiles (15–04–28)


Fórmense en el amor y la abnegación y prepárense para la vida activa en la que se sacrifiquen por el prójimo, cuidándolo y mirando en él, al mismo Cristo (18–11–28)


Todos sus sacrificios pasarán con tanta facilidad como si no hubieran existido (18–11-28)


Sean fieles. Sigan en el camino de la CRUZ, de la abnegación, y del sacrificio, si quieren reinar y gozar con Cristo para siempre (18–11–28)


Ámense mutuamente, estén dispuestas a entregarse unas por otras, aunque les cueste grandes sacrificios (18-11-28)


Ustedes las religiosas son llamadas en los hospitales, hogares, y lugares de sufrimiento; e incluso los que no creen piden por ustedes porque están convencidos de que su comportamiento corresponde a su misión (13-02-29)




Ustedes religiosas no trabajan solo para agradar a los demás, sino a su Divino Amor, y no permiten en su conciencia que nadie sufra, especialmente los niños, por eso atienden hogares de pequeños, cuidándolos como madres amorosas y diligentes (13-02-29)


Sufran con alegría y si sienten la debilidad, ÉL las fortificará. Si las oprime el sufrimiento, haciendo decaer sus fuerzas, al pie de la CRUZ se sentirán valientes y caminarán con decisión por la senda iniciada (14-09-30)


Trabajen con conciencia, atención y diligencia. Sean, solícitas y ágiles, haciendo todo por amor a Dios y en Su Presencia, realizando sus trabajos donde sea. Ustedes no pueden trabajar como si fueran empleadas, sino como servidoras de Cristo sin esperar agradecimiento alguno, haciendo todo sólo por Amor. Porque el mismo Señor a quien sirven las recompensará (22-03-31)




Cuiden el bien de la Comunidad. Que ninguna diga: “ a mí no me corresponde eso “ Cada cual conserve todo lo que de ella dependa y no permita desordenes ni pérdidas. Deben pensar que todo es del Señor y que todo deben devolvérselos impecable. (22-03-31)


El Señor les dice: “ Yo veo todas tus obras, cómo dispones de tu tiempo y de cada minuto que te doy, veo el bien que haces con las almas que te confío y cómo respondes a las inspiraciones y gracias que derramo sobre ti “ (22-03-31)


No permitan que se les quiten los talentos como aquél del Evangelio y que se los den a otros más diligentes. Vivan de tal modo que Jesús les diga con satisfacción “ven sierva fiel, ya que has sido fiel en lo pequeño te confiaré lo mucho” (22—03-31)




La actitud de servicio y la hospitalidad, son virtudes que ustedes deben cultivar en sus corazones para que estén llenas de amor y compasión, para con todos y sean capaces de ver a Dios en todo, especialmente en las personas que las rodean, en quienes Dios habita (10-05-31)


Tengan un corazón cariñoso, lleno del espíritu de Dios, un corazón materno capaz de perdonar y de compadecerse de todos (10-05-31)


Busquen la autosuperación, el esfuerzo, la donación de su tiempo; ofrezcan a los demás la paz y la generosidad del servicio por amor (10-05-31)




CRISTO, las ha elegido para que le sirvan con el testimonio de “la Misericordia” y se entreguen a consolar a los otros. Ya que han sido elegidas para que sean hermanas misericordiosas siéntanse felices de poder ayudar a otros (10-05-31)


Sean misericordiosas, serviciales y hospitalarias por CRISTO, y miren a EL en cuantos se les acerquen y a tantos otros que ustedes saben que están necesitados. Traten de alegrar y consolar a todos, como madres misericordiosas, madres del amor hermoso (10-05-31)


Prepárense para consolar a los tristes, educar a los niños y atraer a todos a JESUS. Una religiosa debe estar bien dispuesta para todo. Especialmente tengan sana animosidad en el espíritu. Si no aprenden como sanar las propias heridas, no podrán sanar a otros (22-01-32)




El servicio misericordioso que Jesús realizó en este mundo, lo ha encomendado de un modo especial a las religiosas; a ustedes les confía un número de personas necesitadas o sufrientes en aquel pueblo o aquella ciudad para que continúen la misión que El realizó durante su vida . Sean felices hermanas porque el mismo Señor las ha predestinado para que actúen como ÉL y así asemejarse cada día más a El (1932)


JESUS, les concedió la vocación para servir a los pobres y necesitados. EL las ha escogido para que sean ángeles misericordiosos y les ha dado manos para curar las heridas (1932)


Miren a JESUS en cada enfermo, sea anciano o joven, ignorante o instruido, pobre o rico. Si quieren servir a alguien con preferencia, que éste sea el que menos merece y aquel que sea más ingrato y pobre (1932)





Con seguridad, ustedes saben que el camino de una religiosa no está cubierto de rosas ya que en el día de su consagración dijeron: “lejos de mí gloriarme en otra cosa que no sea la Cruz de Nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo está crucificado para mí y yo para el mundo” (1932)


Con seguridad, ustedes saben que el camino de una religiosa no está cubierto de rosas ya que en el día de su consagración dijeron: “lejos de mí gloriarme en otra cosa que no sea la Cruz de Nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo está crucificado para mí y yo para el mundo” (1932)


Sean madres amorosas para cada una de sus hermanas. En quienes tengan esta actitud, mis ojos descansan y mi alma las bendice (11-08-35)






Ustedes están puestas por Dios en esta Congregación para que se entreguen a través de ella, a la humanidad (13-10-35)




Ustedes como el Buen Pastor, guíen a las almas que les fueran confiadas y llévenlas al lugar de la fuente, del alimento... No alejen a los pecadores, sino, búsquenlos y consuélenlos (26-04-36)




Hermanas, todas tienen diferentes dones, según la gracia que les fue dada. Si han recibido la capacidad para algún servicio, sirvan; si fueron puestas para enseñar, enseñen. La que puede aconsejar, que dé consejo. La que coordina, que se preocupe de hacerlo bien. La que atiende a los necesitados, que lo haga con alegría (17-01-37)







En el cumplimiento del deber no sean flojas. En el espíritu, sean fervorosas y sirvan al Señor. Vivan en armonía unas con otras. No busquen la grandeza, sino más bien la humildad (17-01-37)



Hermanas, todas ustedes por su vocación son servidoras y por lo tanto todas trabajen. El Señor, Modelo y Maestro vino a este mundo a “a servir “ y San Pablo anuncia “todos somos servidores de Dios“ por eso, no piensen que se han consagrado para ser servidas, sino que ustedes deben servir a sus hermanas y a la humanidad (17-01-37)



Practiquen la hospitalidad cuyo significado es el de estar abiertas para servir con respeto y amor a los demás. Tengan el espíritu de Dios en ustedes. Queridas Hermanas, continúen sirviendo a CRISTO en sus queridos hermanos (17-01-37)







No necesitan poseer mucha ciencia para hacer felices a los demás, sólo necesitan tener amor. Si fueran las más grandes profesionales, sin amor, de nada les serviría. Si piensan trabajar por CRISTO harán mucho, sólo, si tienen mucho amor. Donde estén, necesitan tener amor (08-02-37)


Que por donde lleguen, todos queden consolados por el amor de ustedes, que se les levanten los ánimos y sean felices. (08-02-37)


En el Corazón Sagrado de JESÚS, foco ardiente de amor, sus corazones se fortalecerán y se capacitarán para amar. (08-02-37)








Donde vayan lleven el corazón lleno de amor, para servir a sus hermanos, muéstrense enteras en todo; sean consuelo y ayuda. Digan como Jesús: “ Hemos venido a servir y no a ser servidas “ (08-02-37)



Queridas Hermanas, ojala llegue a saber de ustedes que son el consuelo y la alegría para todos, y así brillen a los ojos de Dios como estrellas (08-02-37)



El Dios Todopoderoso les dio el cuerpo para que lo cuiden y se preocupen de él, según les sea posible, con el fin de poder cumplir su Voluntad. Si ustedes echan a perder este maravilloso instrumento, que es el cuerpo, hecho por el Divino Alfarero, ¡qué gran falta cometerán contra Dios Creador y Padre nuestro! y ¡qué responsabilidad sobre ustedes si destruyen una vida que podría servir para la gloria de Dios y el bien del prójimo! (24-04-37)




Queridas hermanas, encuentren el modo de trabajar con amor de madre, y con el amor del corazón de CRISTO, procuren desde cualquier puesto donde estén, buscar a las almas y llevarlas a Cristo. Utilicen todos los medios que tengan a su alcance y si fuera necesario deberían dar hasta la vida por Cristo y por los hermanos (09-10-38)


Ustedes hermanas, sean fuertes y sean luz. En cualquier pastoral que se desempeñen sean siempre una alabanza al Señor (12-06-40)


Capacítense cada día, perfecciónense a sí mismas y traten de progresar en inteligencia, como Jesucristo, que crecía en edad y gracia cada día. No sean igual que el año pasado, y mañana no sean igual que hoy, como una planta raquítica que no crece y no da fruto, que tengan que dar lástima porque están sin vida (26-01-41)




Estén llenas del amor de Dios, que a su vez despierte en ustedes el amor hacia el prójimo, hacia los que sufren, hacia los niños abandonados y hacia todos aquellos que no conocen aún a su Salvador y Creador. Si poseen el amor nada les será difícil. (28-02-41)


No permitan que los demás sufran por culpa de ustedes, por no poner un poco más de esfuerzo y de abnegación por los otros (28-02-41)


Como las madres de familia cuidan el cuerpo y el alma de sus hijos, ustedes preocúpense de sus hijos espirituales y especialmente de sus almas (20-07-41)






Sean fieles y seguras, conscientes de su entrega a Dios; en las dificultades manténganse firmes, tranquilas, fuertes, constantes y resueltas (20-07-41)


Dios las eligió para que alumbren en el mundo, vivan un ardiente amor y muestren la fuente que está en el Corazón de Jesús (27-07-41)


El amor todo crea, todo puede, todo perdona, nunca se excusa diciendo: “No tengo, no puedo”. Quien ama todo puede, pues el amor hace aún milagros. El amor abre el paraíso y cierra el infierno (02-09-41)





Confirmen con sus vidas el camino de la salvación que han de testimoniar y mostrar a los demás sacrificándose por el prójimo (25-09-41)


Serán fuertes si tienen amor. Que el amor las fortifique y anime , así les resultará fácil cualquier sacrificio y sufrimiento
(25-12-41)


Con todas sus fuerzas trabajen por los niños, por los pobres y por esta Congregación de JESUS (25-12-41)







La vocación de consolar y ayudar a la humanidad sufriente y mostrarle el camino de la salvación, cúmplanla como maestras de fe y hermanas de los pobres y de los que las necesitan. (22-02-42)


Ustedes son los apóstoles que deben anunciar la salvación a los abandonados, a los niños, a los enfermos, y llevar hacia Dios a los que están lejos. (08-03-42)


Preocúpense de sembrar la semilla de la palabra de Dios en los corazones de aquellos que las rodean y rieguen cada día esta semilla con la oración para que no se seque y pueda fructificar. No se cansen nunca, deben perseverar, encaminar y salvar (08-03-42)






Trabajen alegremente en el servicio de Dios, con todas sus fuerzas y potencias oren, manténganse generosas y con el rostro radiante (08-03-42)


Todo lo que hagan a los pobres y a los niños, háganlo con atención, porque lo hacen a su Rey y Señor, por amor, especialmente a los más olvidados y pequeños (06-09-42)


Que Dios bendiga como las bendice mi alma a aquellas que cuidan la salud del cuerpo y del alma de sus hermanas y hermanos, la de todos aquellos que les están encomendados (27-09-42)






Ustedes, queridas hermanas, deben ser espléndidas, ejemplo y fundamento del espíritu de misericordia, porque si ustedes no fueran fuertes y fieles y no fueran las primeras en todo, las jóvenes, ¿en quién se apoyarán.? (10-12-42)


Como hijas de la Divina Misericordia, deben continuar su obra de misericordia con la humanidad sufriente, especialmente la misericordia espiritual. Que todos los atribulados y afligidos puedan encontrar en ustedes un consuelo en su amargura (13-12-42)


Cuando veo a gente tan necesitada que clama por las hermanas para que las cuide y acompañe, por lo menos a los niños que no tienen padres, yo deseo quedarme allí, ofrecerles mi corazón, infundirles misericordia ayudándolos.(13-12-42)






Consagren todas sus fuerzas a los pobres; ¡trabajen, sacrifíquense con amor por Dios y las obras de misericordia para la humanidad (13-12-42)



La oración sea la fuerza por la cual reciban la luz y la gracia para una firme decisión de hacer algo por el prójimo, entregando cada día al Todopoderoso esa renovada voluntad de amor y de vida. (10-03-43)



JESUS ha constituido a sus consagradas como madres de innumerables hijos espirituales (18-04-43)






Formen sólidamente a las nuevas vocaciones, anímenlas a ser fuertes para vivir su entrega y aprender a consolar y acompañar a los que sufren (02-05-43)


El único propósito en esta vida sea el de agradar a Dios, trabajar para su gloria y por su amor (20-12-43)


Curen a los enfermos, anuncien el evangelio y el camino de Dios, consuelen a los tristes y a todos hagan el bien (20-12-43)






Quien ama, también se sacrifica, porque el amor sin sacrificio no es verdadero amor. Es necesario que ustedes, tengan un amor grande, despierto, que todo vean, todo salven y todo suavicen (20-12-43)


Preocúpense con amor y fuerza, por la extensión del Reino de Dios, denle gloria, porque éste es nuestro principal objetivo (06-01-44)


Pidan al Señor que ilumine sus mentes, e inflame sus corazones, para que puedan guiar a los niños, consolar y ayudar a los pobres y enfermos, como también a todos aquellos que necesitan alivio (06-02-44)





Sean fuertes en el Señor con el consuelo de Dios aunque las invada la pena, para que ustedes también puedan consolar a los demás (06-02-44)


No se desanimen en las persecuciones y en las contrariedades, por causa de ellas no dejen ni abandonen la obra de Dios. Porque ¿ quién trabajará entonces por la fe, por el amor de CRISTO, por la gloria del PADRE y por la salvación de las personas.? (13-02-44)


Si quieren ser discípulas de CRISTO, prepárense para sufrir y luchar, de lo contrario, tendrán que volverse atrás como derrotadas, por no tener valor para luchar por amor de CRISTO (13-02-44)





Si piensan solo en ustedes mismas y buscas sus derechos, comodidades y gustos personales, no son imitadoras ni seguidora de Jesucristo. (20-02-44)


Por su vocación religiosa, entréguense plenamente al servicio de Dios, al apostolado y a las obras de misericordia, sacrificándose por los enfermos, los huérfanos, los ancianos, y por sus hermanas (20-02-44)


La compasión natural en una religiosa, puede, momentáneamente empujarla al sacrificio por el prójimo, pero, sola tal compasión no hará nunca que sea perseverante o tenga un continuo celo por Cristo y la humanidad. Para llegar a esto, se requiere fundamentos fuertes de espiritualidad. Son necesarias la fe, la esperanza y la caridad (07-05-44)




No se asusten cuando se encuentran con algo difícil, porque las personas que tienen amor, son fuertes y no les asustan las dificultades y humillaciones (16-07-44)


Sabiendo que en ustedes vive la Santísima Trinidad, ¡no les importe si todos están en contra de ustedes! Permanezcan tranquilas y en paz, no se preocupen de nada de lo que digan o hagan, ni de lo que dijeron o hicieron en contra de ustedes; dirijan toda su atención hacia la Santísima Trinidad, al igual que todas sus intenciones, preocupaciones y todo su amor (12-09-44)


Fortalézcanse en el espíritu. No sean volubles a todos los vientos, como hojas en el camino, tales personas son víctimas de su inseguridad. Un día están alegres, de buen humor, otro día confusas, afligidas. Esto no es espíritu de Dios. Quien tiene al Espíritu es fiel y mantiene sus promesas hasta que tenga vida, con la confianza en Dios (24-11-44)




Pueden venirles tristezas por sufrimientos y contradicciones, pero, traten de superarlas con una fuerza de gigante, en lo posible no se dejen llevar por ellas, porque conducen al desaliento y desesperación, y luego, la pérdida de la salud del cuerpo y del alma (22-10-44)


Ámense unas a otras sin detenerse en pequeños inconvenientes y nunca devuelvan mal por mal, sino al contrario, devuelvan siempre amor, perdonen por amor a Dios, para que permanezcan en su amor y Dios en ustedes (25-12-44)


Si no tienen amor, no serán nada, sino un árbol seco que no tiene fruto porque no tiene vida (16-01-45)







Entreguen sus vida haciendo todo lo que puedan para salvar a sus prójimos, principalmente a los jóvenes (04-02-45)


Ustedes las Hijas de la Misericordia acuérdense continuamente que su finalidad es la gloria de Dios y la entrega en obras de misericordia hacia el prójimo, por amor de Cristo (04-02-45)


La misericordia y la caridad con los niños es una misión de gran responsabilidad, porque estos niños deben ser fuertes de alma y cuerpo, pues, crecerán y serán un día padres y madres de familia. Por eso enséñenles a vivir y trabajar (04-02-45)





Fortalezcan sus corazones pensando que en él está Dios y su reino, y no se asomen ni por un momento a la duda. No sean causa de tristeza o fatiga para otros, cuiden su salud y cuiden también la salud de los demás (04-03-45)


Hijas del corazón de Jesús, elegidas para que testifiquen su amor por todo el mundo y atiendan a los pobres y afligidos, a los no instruidos, en las cosas del espíritu y del cuerpo; ustedes, elegidas , para extender las obras de su amor y misericordia, comprendan su misión, tomen en serio su deber y empiecen, no con palabras, sino con obras. (26-06-46)


No pasen indiferentes ante las necesidades de sus hermanas y hermanos, excusándose y diciendo “ esto no es lo mío, yo no me animo”, porque si tienen amor, se afanarán por ayudar a sus prójimos porque, el amor todo puede, todo salva, todo crea (22-09-46)






No pueden conformarse diciendo: “Yo amo a Jesús” y no hacen nada. El amor no duerme, el amor ama, el amor medita y se manifiesta en el amor a las hermanas y hermanos (19-11-46)


La persona que vive en fraternidad, no muere, sino que vive en el corazón de aquellos a quienes ayudó y dio consuelo. Su fruto de caridad y sus palabras se recordarán siempre, y por sus buenas obras vivirá eternamente (25-03-47)


Pongan todas sus fuerzas, para hacer fructificar los talentos que Dios les dio. (25-03-47)







Si un solo grano de levadura puede levantar muchos kilos de harina, ustedes religiosas están para levantar los espíritus vacilantes que encuentran a su paso, pero, para eso, deben tener la levadura en sí mismas. Y si son de ánimo caído, no sirven para levantar a nadie. Tomen el Pan Divino cada día para ser levadura que levanten y fructifiquen (09-11-47)


“Yo soy para mi amado y mi amado es para mí” He aquí encerrado el secreto de sus vidas. EL ve todas sus fatigas, sus trabajos; pueden exclamar “para Ti vivo, para Ti muero, todas mis obras son para Ti “. Que estas palabras sean el eco de sus vidas (04-12-47)


El Espíritu de Cristo es espíritu de humildad, de pobreza, de caridad . Ser pobre, es trabajar para los pobres, ayudar a los pobres, enseñar a los pobres (05-12-47)







En este siglo XX, quiso Jesucristo fundar esta Congregación para continuar con su misma obra de misericordia y caridad y trabajar con su mismo espíritu para los pobres, estar con los pobres, y enseñar a los pobres, ignorantes y abandonados en la fe (05-12-47)


No se fijen si aquél a quien hacen el bien es bueno o malo, joven o anciano, creyente o incrédulo; saber que está necesitado es suficiente para que ustedes lo ayuden (05-12-47)


Todas sus preocupaciones sean, para los pobres, hijos de sus corazones en quienes deben mirar a Cristo. Y si no tienen este amor a Dios y al prójimo, deben buscarlo y asumirlo (05-12-47)






Sepan que todas deben vivir según la espiritualidad y el carisma y según el Santo Evangelio, cerca de los pobres, por los pobres y para los pobres. El espíritu de pobreza es vivir para ayudar a los pobres, y para esto hay que trabajar para ellos (05-12-47)


Sean la alegría de Jesús y de los hermanos, conserven el semblante sereno. Que sus vidas sean un arrullo de amor, sean todas un solo corazón en la Congregación (23-12-47)


Consideren como actos de misericordia las maravillas que Dios puso en cada ser, en cada organismo de la naturaleza, conozcan sus propiedades físicas y contribuyan al desarrollo y a la conservación de la creación (01-04-48)





Ustedes que están con los niños y en otras obras de caridad, llénense de entrañas de misericordia y practiquen, no sólo la misericordia material, sino también y más aún, la misericordia espiritual (2-09-48)


Cuiden a los niños pobres, vístanlos, aliméntenlos, consíganles becas para que se sostengan, consíganles trabajo para las madres, en fin, que encuentren en nosotras un refugio (13-11-49)


Les pregunto con la Sagrada Escritura. ¿”Quién hallará una mujer fuerte, que piensa, prepara, hace, cuida, salva, busca, encuentra, piensa en todo y para todos, madruga y se anticipa a todo?” Empiecen pues a pensar, como hermanas, como mujeres fortalecidas, de gran corazón. (09-05-50)






Como verdaderas “Hijas de la Misericordia” sean semejantes al Padre de la Misericordia, y trabajen por la salvación de todos. El Padre con el Verbo y el Espíritu Santo trabajan sin cesar por nuestra salvación y santificación. Así ustedes no estén sin trabajar por la salvación de todos, especialmente de la juventud y de los niños (02-07-50)


Que el amor las empuje a dedicar sus preciosos momentos a sembrar el bien, a cultivar la bondad, siempre ayudando a cuantos puedan para que den frutos de vida eterna. (02-07-50)


Deben trabajar, porque esa es la ley de la vida, así lo quiere el Padre Celestial. Es un descanso para el alma vivir en Dios, y trabajar con amor porque cuando el cuerpo trabaja, el espíritu encuentra paz (31-07-50)






Tengan corazón de madre y corazón de esposa de Cristo que piensa en todos, encuentra soluciones, anima, levanta el espíritu, tranquiliza. Para esto no se necesita mucha ciencia, sino conciencia (03-08-50)


No es bueno callar cuando las cosas no van bien, sino, hablar adecuadamente con quien y donde corresponde, sean abiertas y sinceras (04-12-50)


Lo que el varón no puede hacer por sus fuerzas, lo puede, la mujer por su amor, con caridad, con ánimo, sin esperar de otros, cada una debe es un ángel de paz, y de caridad, que todo suaviza (08-12-50)






Respeten los bienes ajenos, la salud, la fama, la propiedad; y ¡cuánto más respeten y guarden lo que está consagrado a Dios, y lo que pertenece a los pobres (30-12-50)


Abran sus corazones para que con la gracia del Espíritu Santo, puedan ser mujeres fuertes, que se desarrollan y crecen bajo la Luz de Cristo como la creación crece bajo la acción del Sol. (01-01-51)


El Señor les pide la ofrenda de sus vidas:” Denme vino de amor”. Les pide el fruto de su viña joven (10-07-51)

 

 



Sean como un árbol que produce buenos y abundantes frutos, para que el Señor les envíe sus bendiciones, de manera que con su misión siembren la alegría, que les haga sentirse felices a ustedes y a los demás, amando a sus hermanos. Quien ama al prójimo, ama al mismo Dios (10-07-51)


Preparen a los niños y niñas para la vida, ellos son la esperanza de la sociedad y de la Iglesia, para que sean hombres y mujeres de bien, fuertes y sanos. (09-07-51)


Todo el mundo es el campo de trabajo de ustedes las religiosas, hagan el bien a todos sin distinción. ¡Qué gran responsabilidad tienen! El mundo entero sin fronteras es su lugar de su misión. Para la gloria de Dios vayan a todas partes aliviando los dolores y angustias de sus hermanos dando a conocer al Padre Dios y a su Verbo Encarnado (09-07-51)

 




Vivan en paz con amor y conciencia. Aprovechen el tiempo, progresen cada día, en las virtudes, en el conocimiento y la experiencia de Cristo y de las demás cosas para poder más y mejor glorificar a Dios, y comprender a los hermanos y hermanas (15-07-51)


Tengan las lámparas de la fe y del amor siempre encendidas para poder también iluminar a otros hermanos y llevándolos a Cristo (09-12-51)



No esperen que les vengan como caídos del cielo, los medios para hacer las obras de misericordia, sino que búsquenlos con gran esfuerzo y trabajo, y Dios bendecirá esta búsqueda y la buena voluntad (18-12-51)





Agraden a Dios, busquen su gloria, anuncien la salvación a los hermanos, levanten al caído, consuelen a los tristes, acompañen a los necesitados, que se vea que el Espíritu Santo está en ustedes y les llena todo el ser (19-12-51)


Piensen siempre que son simples siervas de Jesús y nadie tiene el derecho de enorgullecerse ni sentirse humillada. Están en el servicio de Dios, El las mira, El ve con cuánta solicitud se empeñan. El es quien juzgará (23-12-51)


Estén siempre en la Presencia de Dios, condúzcanse dignamente en todo tiempo, con grandeza de corazón y de alma ante su Divino Señor (13-01-52)






Hagan el bien, caminen junto a sus hermanos, trabajen y sirvan por amor a Dios Omnipotente (13-01-52)


Como consagradas a Dios, miren hacia adelante, superando las dificultades que suelen surgir en el camino. (13-01-52)


Que Jesús les mande el Espíritu Santo para formarlas como mujeres santas, de conciencia, y llenas de amor de Dios
(21-01-52)





Empleen todos sus esfuerzos, su mente y todo lo que son y pueden, para vivir como Esposas de Jesús (26-01-52)


Sean como madres que se preocupan por los demás, generando continuamente vida a su alrededor (27-01-52)


Trabajen con inteligencia, con conciencia, con amor, con alegría, y con paz. (02-02-52)






Si algunas veces no tienen éxito en lo que hacen y aunque les parezca que todo va mal, no se desanimen, ni pierdan la paz interior, busquen superar con coraje las dificultades (02-02-52)


Usen con todos la caridad, la dulzura, el respeto, la comprensión de las debilidades y ayuden en todo lo que les sea posible (29-04-52)


Una Hija de la Misericordia sea mansa y humilde de corazón, haciendo eco de la misión que le impone este nombre, que es la misma misión de Jesucristo. Misericordia es aliviar, perdonar, sanar, ayudar (29-04-52)






Una Hija de la Misericordia sea mansa y humilde de corazón, haciendo eco de la misión que le impone este nombre, que es la misma misión de Jesucristo. Misericordia es aliviar, perdonar, sanar, ayudar (29-04-52)


Si es necesario decir algo a alguien sobre su proceder, háganlo caridad, respeto sin nunca ofender o herir con gestos o palabras que sean poco correctas (29-04-52)


Tengan siempre más y más amor a la Cruz (03-05-52)







Sean fuertes y santas mujeres, llenas del amor de Dios, esperanzadas en El, con anhelos y sueños hacia Dios y el prójimo (30-05-52)


Dichosas ustedes que olvidándose de sí mismas hacen esfuerzos para ayudar a los demás, aliviándolos en sus sufrimientos, poniéndoles bálsamo en sus heridas. Son los ángeles que manda el Señor (30-05-52)


Cada una de ustedes, confortada con el Espíritu Santo, y llena de Cristo, levántese cada día con nuevo ánimo y esperanza y póngase a trabajar con alegría en la viña de Señor (30-05-52)






Aprovechen el precioso tiempo, no pierdan los momentos, porque el tiempo está consagrado a Dios, a la salvación de la humanidad y a la entrega generosa en el servicio (31-12-52)


Si siempre están triunfando, si todos las quieren, todos las aplauden, si nada sufren, es una vida sospechosamente lejos de Jesús, vacía y sin meritos (22-01-53)


Si siempre están triunfando, si todos las quieren, todos las aplauden, si nada sufren, es una vida sospechosamente lejos de Jesús, vacía y sin meritos (22-01-53)






Aprovechen, hermanas, tanta gracia de Dios (03-02-53)


Permanezcan seguras y fieles en las dificultades y sonrían siempre, porque están ancladas en la esperanza, preparadas para todo (18-03-53)


Que nada las pueda turbar, sean firmes como la Santísima Virgen María. Estén unidas fuertemente con Jesús Crucificado en la Cruz (18-03-53)






Dios puso en el corazón de la mujer un don especial que la capacita para un altruismo heroico hacia los otros, darse toda para todos, como hace una madre, y con esto no hace más que cumplir con su deber. Una religiosa de esta Congregación, pues, tiene un doble don, puesto por Dios en el corazón: la de ser mujer y la de ser Hija de la Misericordia (29-03-53)


Sean como el agua que a todos da vida, para que la congregación responda a su nombre y a su fin (29-03-53)


La mujer es un ser especial, noble, grande, venerable, brillante en sí misma, en sus actos y en todo su ser, es una creación salida del mismo corazón de Dios. (21-06-53)







En cualquier parte donde pongan los pies, pongan gusto y armonía (21-06-53)


Son “ Hijas de la Misericordia “ para la humanidad, siervas de los enfermos, siervas de los niños, siervas de todos, sirvan con amabilidad, como mujeres santas, que tienen lleno de caridad el corazón (29-01-54)


Con Jesús les será todo fácil, en el desierto y en la ciudad, entre ancianos y enfermos, entre los niños, entre los malos y los buenos (29-01-54)






La mujer que tiene a Dios, y al Espíritu Santo es fuerte, inteligente, sabia, prudente, fiel, sincera y sencilla. Todos encuentran en ella consejo y ayuda y todos se apoyan en ella. (20-05-54)


El Señor salva por la mujer fuerte a los niños, a las familias, a los pobres, ella es madre de misericordia y consuelo, ángel de luz y de paz, es feliz y lo será por toda la eternidad (20-05-54)


Tengan mucha caridad con los niños, con los enfermos en el mundo entero (06-06-54)







Sean creativas, eduquen las flores que son los niños, preparen misioneros, no solo religiosas, sino también laicos jóvenes (16-08-54)


Nuestra justicia exige que todo lo que el Señor nos dio, se multiplique, progrese y traiga frutos (27-03-55)


Una religiosa que trabaja, no por la recompensa, sino, guiada por la Voluntad de Dios y con fidelidad, es una bendita de Dios (19-03-56)






Abran los ojos a cada paso, sean generosas y caritativas con sus hermanas, acójanlas bien, que no les falte nada, (19-10-57)


Lo esencial para una religiosa enfermera es que tenga conciencia y corazón de madre, que piense no sólo en una inyección o la medicina, sino que se preocupe de la persona del enfermo, y tenga con ellos mucha caridad (28-06-59)


Ustedes están para cuidar, y animar a los demás, no dejen salir de su boca palabras de desaliento, porque especialmente los jóvenes se desanimarían, ya que las nuevas generaciones son siempre de espíritu más débil (16-06-60)






Quien tiene confianza, tiene fuerzas y es capaz de realizar milagros (20-07-60)


No se desalienten ante las dificultades, dolores y contrariedades que puedan sobrevenir, sino, antes bien, con ánimo alegre y resuelto sigan adelante por amor (28-07-60)


No se sientan confundidas en el dolor y en la tristeza, ni permitan dejarse vencer por ellas, tampoco permitan que la turbación se apodere de ustedes (11-12-60)






Quien ama, no teme nada ni a nadie, con la confianza sigue adelante (14-02-61)


El amor las conduzca para que sean fuertes (14-02-61)


El amor de Cristo las urge a la caridad y a la misericordia. Vean en los pobres, enfermos, en los niños, en los necesitados a otros Cristos. (10-12-61)






El amor de Cristo las urge a la caridad y a la misericordia. Vean en los pobres, enfermos, en los niños, en los necesitados a otros Cristos. (10-12-61)


Ayuden al enfermo que espera, no mezquinen sus esfuerzos y su caridad. Amen a Cristo en ellos y hagan como lo harían por el mismo Jesús. (10-12-61)


Jesús las trajo a esta Congregación para servirlo, amarlo de una manera especial, para trabajar por su gloria, por la salvación de las almas y por la Congregación (11-10-64)






No piensen que se puede ser misionera sólo en el campo misionero, sino en cualquier lugar donde se encuentren son anunciadoras de Jesús. (28-10-64)


No pueden permanecer tranquilas sabiendo que muchos hermanos suyos no conocen a Dios (04-11-64)


Dios puso en el corazón de la mujer un especial don de amor. Por eso no es necesario que se le enseñe a rezar. Este corazón por si solo sabe manifestarse al Dios que es Amor. (06-11-1948)


El corazón de una virgen tiene aún más capacidad de amar, por eso no debemos conformarnos con un amor vulgar puesto que hemos buscado como objeto de nuestro amor al mismo Dios Amor. (06-11-1948)






^^^ Al Inicio ^^^

VER TAMBIÉN:

Su adolescencia y juventud. La Vocación

Su edad madura. La fundación y dirección de la Congregación

Hacia la vuelta al Padre

Beatificación

Reliquias de María Petkovic en una iglesia de La Plata




<<< VOLVER A MADRE FUNDADORA



 










 

 











 













T